El dilema de las grasas…

Mis clientas muchas veces me dicen que comen muy sano, que casi no consumen grasas ni carne…

El tema es que la grasa de origen natural (saludables), incluyendo las temidas grasas saturadas, es ESENCIAL para la salud. Esos son los famosos ácidos grasos esenciales.

Las patatas fritas, el helado, el pan industrial, la bollería industrial, las pastas industriales con salsas cremosas… estas son las que producen el colesterol del “malo” y debemos evitar a toda costa.

Focalizate en las grasas y los aceites que consumían nuestros antepasados y elimina los aceites industriales y procesados de tu cocina.

Para simplificar las cosas, limítate a estos dos: aceite de oliva y aceite de coco (orgánicos, prensados en frío, virgen extra).

El aceite de oliva es ideal para añadir a tus platos libremente y para cocinar a temperaturas medias y el aceite de coco para cocinar a altas temperaturas.

La mayoría de las grasas que consumes deben proceder de fuentes de calidad de carne de pasto o ecológica, pescado salvaje, pollo ecológico, huevos, lácteos, aguacates, nueces, aceite de oliva virgen extra, aceite de coco virgen extra y manteca ecológica de pastura.

No le tengas miedo a las grasas y a los aceites. ¡Acuérdate que son esenciales!

La calidad y el tipo de grasa que consumes es más importante que la cantidad.

Publicado por Lori Salas

Nutritional Therapy & Mindset Coaching

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: